Agustina Valdez
Más ideas de Agustina
Cuando una persona que ha estado sufriendo de enfermedad, aflicción y derrota ve a través de las ventanas del Alma la luz tenue de la Verdad Espiritual, llega a una conciencia suprema de conocimiento;que el cuerpo externo no es el verdadero yo, y esa enfermedad tampoco. El error y la aflicción están totalmente fuera de su yo inmortal, está naciendo de nuevo. Es como devolver la luz a los ciegos, o como el primer descanso de un día dorado después de una larga noche ártica de ignorancia y…

Cuando una persona que ha estado sufriendo de enfermedad, aflicción y derrota ve a través de las ventanas del Alma la luz tenue de la Verdad Espiritual, llega a una conciencia suprema de conocimiento;que el cuerpo externo no es el verdadero yo, y esa enfermedad tampoco. El error y la aflicción están totalmente fuera de su yo inmortal, está naciendo de nuevo. Es como devolver la luz a los ciegos, o como el primer descanso de un día dorado después de una larga noche ártica de ignorancia y…

Nd

Ninguna enfermedad, ninguna concepción natural, ninguna mente propia. ¿Emocionado? Imagine un mundo sin sexo ni enfermedad, y donde todos nuestros cerebros están conectados en red. Suena maravilloso, pero traerá una nueva serie de preguntas morales...