When autocomplete results are available use up and down arrows to review and enter to select. Touch device users, explore by touch or with swipe gestures.
#BoycottTheBefore

3: La recuperación de los trastornos de la conducta alimentaria

La historia que compartimos a continuación forma parte de una serie de artículos del blog de la National Eating Disorders Association (NEDA), la asociación estadounidense de trastornos de la conducta alimentaria. Su autora es Lexie Manion, escritora, artista, estudiante y activista de la salud mental. Suele escribir sobre temas relacionados con la salud mental y la aceptación del cuerpo, y comparte sus procesos de recuperación de distintas enfermedades mentales.
Todas las veces que sufrido TCA, algo que siempre pensé estuviera o no en tratamiento era que no merecía sentirme mejor. Sentía que no estaba lo suficientemente enferma en comparación con otras personas, y ese pensamiento alimentaba mi enfermedad y la alargaba en el tiempo. He aprendido que el concepto de estar “lo bastante enferma” no es más que un espejismo; si te preocupa no estar “lo bastante enfermo”, te aseguro que lo estás, porque ese es un pensamiento distorsionado que nace de una concepción errónea. La lucha es lucha, no importa qué lucha sea. El dolor es dolor, da igual qué dolor sea. Toda lucha y todo dolor son relativos en términos de los TCA, sin importar la talla o el peso. Todas las personas que sufren un TCA merecen ayuda. Los trastornos de la conducta alimentaria son, ante todo, enfermedades mentales.
Si quieres valorar y dar espacio a voces marginadas como las de las personas racializadas, LGBTQ+, con diversidad funcional, con sobrepeso o con TCA poco representados en los medios, puedes interactuar con sus publicaciones en redes sociales y difundir su palabra.
Es importante que haya sitio para todos en la mesa. El siguiente paso es dejar que las personas marginadas y las voces que menos se escuchan presidan la mesa. No todos los cuerpos ni todos los trastornos de la conducta alimentaria son iguales, pero podemos esforzarnos por construir un mundo en el que un día lo sean.