Veronica Deges
Más ideas de Veronica
En esta habitación tú giras y yo giro,  no hemos dejado de seguirnos, de mirarnos por el ojo de la cerradura.

En esta habitación tú giras y yo giro, no hemos dejado de seguirnos, de mirarnos por el ojo de la cerradura.