Romina Bargas
Más ideas de Romina
                                                           DESCARGA    Discipulado Nueva Vida ...

Llega un momento en el que cada padre se da cuenta de que no puede controlar todo lo que sucede en la vida de sus hijos. Y ese es...

Que la belleza de ustedes no dependa de lo externo, es decir, de peinados ostentosos, adornos de oro o vestidos lujosos, sino de lo interno, del corazón, de la belleza incorruptible de un espíritu cariñoso y sereno, pues este tipo de belleza es muy valorada por Dios. Porque así era la belleza de aquellas santas mujeres que en los tiempos antiguos esperaban en Dios y mostraban respeto por sus esposos. 1 PEDRO 3

1 Pedro "sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios".