¡Explora Objetivo, Ley y más!

Un capricho es un fenómeno de corto plazo que puede ser rentable, pero no dura lo suficiente como para producir algo estable a la empresa. Los caprichos en corto plazo aumentan vertiginosamente y en ese mismo plazo disminuyen, en cambio las tendencias suelen aumentar a un largo plazo y con el se convierten en algo estable para la empresa y no tienden a disminuir.

Un capricho es un fenómeno de corto plazo que puede ser rentable, pero no dura lo suficiente como para producir algo estable a la empresa. Los caprichos en corto plazo aumentan vertiginosamente y en ese mismo plazo disminuyen, en cambio las tendencias suelen aumentar a un largo plazo y con el se convierten en algo estable para la empresa y no tienden a disminuir.

21. Ley de la aceleración  Los programas que triunfan son aquellos que se construyen sobre tendencias y no  sobre novedades. Una manera de mantener la demanda a largo plazo para su producto  es no satisfacerla jamás del todo.

21. Ley de la aceleración Los programas que triunfan son aquellos que se construyen sobre tendencias y no sobre novedades. Una manera de mantener la demanda a largo plazo para su producto es no satisfacerla jamás del todo.

9. LEY DE LA DUALIDAD  a la larga, cada mercado se convierte en una carrera de dos participantes

9. LEY DE LA DUALIDAD a la larga, cada mercado se convierte en una carrera de dos participantes

Ley de Género - “Todo tiene su principio masculino y femenino”. Toda la realidad que conocemos se basa en la dualidad, en dos opuestos que se atraen y se complementan: el yin y el yang.

Ley de Género - “Todo tiene su principio masculino y femenino”. Toda la realidad que conocemos se basa en la dualidad, en dos opuestos que se atraen y se complementan: el yin y el yang.

Ley del bombo  En marketing las auténticas revoluciones llegan sin anunciarse. Hay que tener en  cuenta que a menudo la situación es contraria a como se publica en la prensa y que no  es lo mismo acaparar la imaginación del público que revolucionar el mercado.

Ley del bombo En marketing las auténticas revoluciones llegan sin anunciarse. Hay que tener en cuenta que a menudo la situación es contraria a como se publica en la prensa y que no es lo mismo acaparar la imaginación del público que revolucionar el mercado.

LEY DE LIDERAZGO  Ser el primero es preferible a ser el mejor. El primero es quien entra más fácil en la  mente del público y consigue convencer a alguien, aunque el segundo tenga un  producto mejor. Las marcas que llegan primero se hacen con la categoría, como ha  sucedido con Kleenex, Aspirina o Tiritas.

LEY DE LIDERAZGO Ser el primero es preferible a ser el mejor. El primero es quien entra más fácil en la mente del público y consigue convencer a alguien, aunque el segundo tenga un producto mejor. Las marcas que llegan primero se hacen con la categoría, como ha sucedido con Kleenex, Aspirina o Tiritas.

21.Ley de la aceleración  Los programas que triunfan son aquellos que se construyen sobre tendencias y no  sobre novedades. Una manera de mantener la demanda a largo plazo para su producto  es no satisfacerla jamás del todo.

21.Ley de la aceleración Los programas que triunfan son aquellos que se construyen sobre tendencias y no sobre novedades. Una manera de mantener la demanda a largo plazo para su producto es no satisfacerla jamás del todo.

Ley del sacrificio  Siempre hay que renunciar a tres cosas para conseguir algo: la línea de productos  (deberá reducirse la gama a la mínima imprescindible), mercado objetivo (hay que  olvidar la idea de que hay que atraer a todo el mundo) y el cambio constante (es un  error que cada año sea necesario modificar los objetivos).

Ley del sacrificio Siempre hay que renunciar a tres cosas para conseguir algo: la línea de productos (deberá reducirse la gama a la mínima imprescindible), mercado objetivo (hay que olvidar la idea de que hay que atraer a todo el mundo) y el cambio constante (es un error que cada año sea necesario modificar los objetivos).

3. Ley de la mente  Es mejor ser el primero en la mente del público que en el punto de venta. El marketing  es una batalla de percepción, no de productos. La guerra la gana quien consigue grabar  una imagen en la mente del público, porque ya será imposible cambiarla.

3. Ley de la mente Es mejor ser el primero en la mente del público que en el punto de venta. El marketing es una batalla de percepción, no de productos. La guerra la gana quien consigue grabar una imagen en la mente del público, porque ya será imposible cambiarla.

Resultado de imagen para pay paid paid

Resultado de imagen para pay paid paid

Pinterest
Buscar