Conejo al ajillo. Un plato de esos que tienen que hacer chup-chup y que están mucho más ricos cuando los preparamos de un día para otro. Plato para mojar pan, para acabar comiendo con los dedos y una servilleta al lado para la gotita de aceite que siempre acaba de escapada por la barbilla.

Conejo al ajillo. Un plato de esos que tienen que hacer chup-chup y que están mucho más ricos cuando los preparamos de un día para otro. Plato para mojar pan, para acabar comiendo con los dedos y una servilleta al lado para la gotita de aceite que siempre acaba de escapada por la barbilla.

Pinterest
Buscar