¡Explora Tu Amor, Flor y más!

El amor no depende de los pétalos de una flor, sería incapaz de deshojar tanta belleza, prefiero cuidarla y regarla como símbolo de tu amor.

El amor no depende de los pétalos de una flor, sería incapaz de deshojar tanta belleza, prefiero cuidarla y regarla como símbolo de tu amor.

Madre naturaleza, té hago esta promesa: de cuidar tú cabellera que son los árboles, las flores, tu suelo, levantar basura, cuidar a los animales, el agua y el aire  también. Aunque me tarde el resto de mi vida, seré el gladiador contra el fuego, el custodio de cada paraíso, porque eres la base de la humanidad el hogar de esos miles de hijos que vendrán.

Madre naturaleza, té hago esta promesa: de cuidar tú cabellera que son los árboles, las flores, tu suelo, levantar basura, cuidar a los animales, el agua y el aire también. Aunque me tarde el resto de mi vida, seré el gladiador contra el fuego, el custodio de cada paraíso, porque eres la base de la humanidad el hogar de esos miles de hijos que vendrán.

Espero que te llegue un soplo de aire fresco que roce tu cara, un rayo de sol que inunde tus pupilas y un aroma de bosque haga brotar un mar de flores en tu alma...

Espero que te llegue un soplo de aire fresco que roce tu cara, un rayo de sol que inunde tus pupilas y un aroma de bosque haga brotar un mar de flores en tu alma...

Construye un nuevo camino, marca el ritmo hasta entonar la melodía que te llevara de regreso a la alegría, respira y exhala esas penas, pero antes de llenar nuevamente tus pulmones, cambia la expresión de tu rostro dejando que el viento se lleve el desgano y ese letargo que te amarra a la tristeza. Ser feliz de día y serlo de noche, entregarse al sueño como una prolongación de la dicha de estar vivo

Construye un nuevo camino, marca el ritmo hasta entonar la melodía que te llevara de regreso a la alegría, respira y exhala esas penas, pero antes de llenar nuevamente tus pulmones, cambia la expresión de tu rostro dejando que el viento se lleve el desgano y ese letargo que te amarra a la tristeza. Ser feliz de día y serlo de noche, entregarse al sueño como una prolongación de la dicha de estar vivo

Pinterest
Buscar