“Benvenuti al Sud”: llorarás, pero de aburrimiento

“Benvenuti al Sud”: llorarás, pero de aburrimiento

Celda 211 (2009, Daniel Monzón): entre la nouvelle vague y el cine de género (pero) de bajo presupuesto

La celda 211: entre la nouvelle vague y el cine de género (pero) de bajo presupuesto

Celda 211 (2009, Daniel Monzón): entre la nouvelle vague y el cine de género (pero) de bajo presupuesto

Hay películas que tardan en llegar a la cartelera desde que se estrenan en su país de origen, unas veces te preguntas porqué, pero otras veces acabas deseando que no las hubieran estrenado nuca. Es el caso de «Accidents Happen», que todo lo que promete en su tráiler, defrauda a los cinco minutos.

Hay películas que tardan en llegar a la cartelera desde que se estrenan en su país de origen, unas veces te preguntas porqué, pero otras veces acabas deseando que no las hubieran estrenado nuca. Es el caso de «Accidents Happen», que todo lo que promete en su tráiler, defrauda a los cinco minutos.

La película que ha cambiado las vidas de Javier Bardem y Julia Roberts, «Eat Pray Love», está basada en una novelita (de autoayuda según  un programa literario de televisión) de Elizabeth Gilbert, resulta ser un plato recalentado, insípido y más que romántico, cursi y horriblemente afectado.

La película que ha cambiado las vidas de Javier Bardem y Julia Roberts, «Eat Pray Love», está basada en una novelita (de autoayuda según un programa literario de televisión) de Elizabeth Gilbert, resulta ser un plato recalentado, insípido y más que romántico, cursi y horriblemente afectado.

Últimamente se está hablando mucho de que el mejor cine se hace en la actualidad para la pequeña pantalla, en forma de series de televisión. Debe ser verdad porque parece que ahora se han decidido a hacer televisión para cine, o al menos es lo que me parece «Devil», un episodio de una serie estrenado en cine.

Últimamente se está hablando mucho de que el mejor cine se hace en la actualidad para la pequeña pantalla, en forma de series de televisión. Debe ser verdad porque parece que ahora se han decidido a hacer televisión para cine, o al menos es lo que me parece «Devil», un episodio de una serie estrenado en cine.

«Grown Ups» apesta a cine republicano en la línea de esta última convocatoria que reunió a lo mejor del pensamiento republicano en Washington. Más que una comedia, que de graciosa tiene bien poco, parece una película de propaganda estadounidense con la clara intención de fomentar el turismo interior...

«Grown Ups» apesta a cine republicano en la línea de esta última convocatoria que reunió a lo mejor del pensamiento republicano en Washington. Más que una comedia, que de graciosa tiene bien poco, parece una película de propaganda estadounidense con la clara intención de fomentar el turismo interior...

Cartel de Resucitado

«Resucitado»: encuentros en la tercera fase con Jesucristo

La extensa y elaborada campaña de promoción que precede a «Buried», de la que se ha ido dando debida cuenta, parecía basarse en una premisa en la que mostrar menos es más. Vista la película descubrimos que Rodrigo Cortés no es más que un nuevo embaucador oportunista que no tiene absolutamente nada que mostrar.

La extensa y elaborada campaña de promoción que precede a «Buried», de la que se ha ido dando debida cuenta, parecía basarse en una premisa en la que mostrar menos es más. Vista la película descubrimos que Rodrigo Cortés no es más que un nuevo embaucador oportunista que no tiene absolutamente nada que mostrar.

Cartel de Espectro

«Espectro»: la suspensión de incredulidad como reto y el remix como remake

Que la edición del año 2010 del Festival de San Sebastián se caracterizaba por su mediocridad, no es nada nuevo. Pero que la Concha de Oro fuera a recaer en un filme tan pretencioso, vulgar y desorientado como NEDS (2010, Peter Mullan) no deja lugar a dudas sobre que tan cuidadoso como debe ser la selección de películas que comparecen en un festival, debe serlo la del jurado que las va a premiar.

Que la edición del año 2010 del Festival de San Sebastián se caracterizaba por su mediocridad, no es nada nuevo. Pero que la Concha de Oro fuera a recaer en un filme tan pretencioso, vulgar y desorientado como NEDS (2010, Peter Mullan) no deja lugar a dudas sobre que tan cuidadoso como debe ser la selección de películas que comparecen en un festival, debe serlo la del jurado que las va a premiar.

Pinterest
Buscar