Isaias 55: 8-9 : 8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. 9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. Reina-Valera 1960 (RVR1960) Imagen diseñada por: Geraldine Cortez

Isaias 55: 8-9 : 8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. 9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. Reina-Valera 1960 (RVR1960) Imagen diseñada por: Geraldine Cortez

A veces la Luna efectivamente se ha visto de color azul en el cielo. En raras ocasiones, el humo de los incendios forestales o las cenizas de una erupción volcánica ascienden a la atmósfera y se mezclan con gotas de agua del tamaño exacto, capaz de filtrar la luz de la Luna y volverla de un color azulado.

10 Fenómenos más raros de la naturaleza

A veces la Luna efectivamente se ha visto de color azul en el cielo. En raras ocasiones, el humo de los incendios forestales o las cenizas de una erupción volcánica ascienden a la atmósfera y se mezclan con gotas de agua del tamaño exacto, capaz de filtrar la luz de la Luna y volverla de un color azulado.

Eclesiastés 3:1 Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.♔

Eclesiastés 3:1 Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.♔

En principio solo hace falta la fe suficiente para acudir a Él. Luego la fe se va alimentando con el día a día, viviendo y caminando con Dios: cuando pedimos en oración, cuando contesta a nuestras oraciones, cuando lo vemos obrar, cuando nos habla, leyendo su palabra, cuando cogemos su lado, cuando nos libra del mal, cuando se cumplen sus promesas, cuando aprendemos lecciones, cuando Su paz nos inunda, cuando sentimos Su Amor,… hasta que la fe puede desterrar miedos y mover montañas.

En principio solo hace falta la fe suficiente para acudir a Él. Luego la fe se va alimentando con el día a día, viviendo y caminando con Dios: cuando pedimos en oración, cuando contesta a nuestras oraciones, cuando lo vemos obrar, cuando nos habla, leyendo su palabra, cuando cogemos su lado, cuando nos libra del mal, cuando se cumplen sus promesas, cuando aprendemos lecciones, cuando Su paz nos inunda, cuando sentimos Su Amor,… hasta que la fe puede desterrar miedos y mover montañas.

Guarda la palabra de Dios y tendras sabiduria para manejar todos los dias de tu vida!

Guarda la palabra de Dios y tendras sabiduria para manejar todos los dias de tu vida!

Pinterest
Buscar