Explore Bodas, For Kids, and more!

Parábolas para niños: Bodas de Caná

Parábolas para niños: Bodas de Caná

Parábolas para niños: La fe del centurión

Parábolas para niños: La fe del centurión

Inkeewang-illustration-itsnicethat-06

Inkeewang-illustration-itsnicethat-06

Parábolas para niños: Multiplicación de panes y peces

Parábolas para niños: Multiplicación de panes y peces

Landscape Painting - Twilight by Karla Gerard

Twilight by Karla Gerard - Twilight Painting - Twilight Fine Art Prints and Posters for Sale

Cantar de los cantares 2, 10b-13 (el novio): "Levántate, compañera mía, hermosa mía, y ven, paloma mía. Acaba de pasar el invierno, y las lluvias ya han cesado y se han ido. Han aparecido las flores de la tierra, ha llegado el tiempo de las canciones, se oye el arrullo de la tórtola en nuestra tierra.Las higueras hechan sus brotes y las viñas nuevas exhalan su olor".

Cantar de los cantares 2, 10b-13 (el novio): "Levántate, compañera mía, hermosa mía, y ven, paloma mía. Acaba de pasar el invierno, y las lluvias ya han cesado y se han ido. Han aparecido las flores de la tierra, ha llegado el tiempo de las canciones, se oye el arrullo de la tórtola en nuestra tierra.Las higueras hechan sus brotes y las viñas nuevas exhalan su olor".

Salmo 3, 4-7 "Mas tú, Señor, eres mi escudo, mi gloria, el que levanta mi cabeza. Tan pronto como llamo al Señor, me responde desde su monte santo. Yo me acuesto y me duermo y me levanto: el Señor me sostiene. No le temo al pueblo que me rodea, que por todas partes me amenaza"

Salmo 3, 4-7 "Mas tú, Señor, eres mi escudo, mi gloria, el que levanta mi cabeza. Tan pronto como llamo al Señor, me responde desde su monte santo. Yo me acuesto y me duermo y me levanto: el Señor me sostiene. No le temo al pueblo que me rodea, que por todas partes me amenaza"

Tinta china de color

Tinta china de color

Tinta china

Tinta china

Cantar de los cantares 2,16 (la novia): "Mi amado es para mi y yo para mi amado; lleva a su rebaño a pastar entre los lirios. Antes que sople la brisa del día y huyan las sombras, amado mío, vuelve, como la gacela o el cabrito, por los montes de las balsameras".

Cantar de los cantares 2,16 (la novia): "Mi amado es para mi y yo para mi amado; lleva a su rebaño a pastar entre los lirios. Antes que sople la brisa del día y huyan las sombras, amado mío, vuelve, como la gacela o el cabrito, por los montes de las balsameras".

Salmo 122, 1-2: "Que alegría cuando me dijeron: "vamos a la casa del Señor", Nuestros pies ya descansan a tus puertas, Jerusalén."

Salmo 122, 1-2: "Que alegría cuando me dijeron: "vamos a la casa del Señor", Nuestros pies ya descansan a tus puertas, Jerusalén."

Pinterest
Search