Explora Funciona, Cosas, ¡y mucho más!

Explorar temas relacionados

Tendemos a dividir para comprender las cosas, pero se nos suele olvidar que si no vemos cómo funciona todo unido, perdemos mucho más de lo que ganamos. El diablo es el gran analista, el gran separador-divisor, que se complace en trocear todo para que perdamos la noción de unidad y conjunto

Tendemos a dividir para comprender las cosas, pero se nos suele olvidar que si no vemos cómo funciona todo unido, perdemos mucho más de lo que ganamos. El diablo es el gran analista, el gran separador-divisor, que se complace en trocear todo para que perdamos la noción de unidad y conjunto

¿Qué hace el evangelizador? Dispersa la semilla del Reino entre los seres humanos. El evangelizador no es capaz de convertir a nadie, porque la conversión se produce entre cada uno de nosotros y Cristo. El evangelizador clama en el desierto, como San Juan a Bautista, al que sólo escuchan los que van al desierto.

¿Qué hace el evangelizador? Dispersa la semilla del Reino entre los seres humanos. El evangelizador no es capaz de convertir a nadie, porque la conversión se produce entre cada uno de nosotros y Cristo. El evangelizador clama en el desierto, como San Juan a Bautista, al que sólo escuchan los que van al desierto.

Quien evade el sufrimiento por Cristo, evade la posibilidad de ascender en la Escala de Jacob. San Juan Bautista dijo: “Es necesario que El crezca, y que yo disminuya. El que procede de arriba está por encima de todos; el que es de la tierra, procede de la tierra y habla de la tierra. El que procede del cielo está sobre todos” (Jn 2, 20-31). Es necesario que disminuyamos como herramientas de nuestra voluntad, para que podamos ser herramientas de la Voluntad de Dios. Es necesario pasar por…

Quien evade el sufrimiento por Cristo, evade la posibilidad de ascender en la Escala de Jacob. San Juan Bautista dijo: “Es necesario que El crezca, y que yo disminuya. El que procede de arriba está por encima de todos; el que es de la tierra, procede de la tierra y habla de la tierra. El que procede del cielo está sobre todos” (Jn 2, 20-31). Es necesario que disminuyamos como herramientas de nuestra voluntad, para que podamos ser herramientas de la Voluntad de Dios. Es necesario pasar por…

.~peaceful~

Un rincón acogedor donde encontrar recetas, moda, pensamientos, pinturas, naturaleza y decoración.

Cualquier buen propósito conlleva algo bueno y positivo, lo que implica actuar con más orden, firmeza, consciencia, paciencia y belleza.  Los buenos propósitos se suelen olvidar al poco tiempo, ya que la constancia interior es muy difícil de mantener. Reflexionando sobre el tema, me he dado cuenta que es difícil poner orden dentro del cómodo caos en el que vivimos.

Cualquier buen propósito conlleva algo bueno y positivo, lo que implica actuar con más orden, firmeza, consciencia, paciencia y belleza. Los buenos propósitos se suelen olvidar al poco tiempo, ya que la constancia interior es muy difícil de mantener. Reflexionando sobre el tema, me he dado cuenta que es difícil poner orden dentro del cómodo caos en el que vivimos.

La Buena Noticia es un tratamiento maravilloso: “negarnos a nosotros mismos, tomar la cruz y seguir a Cristo” es el tratamiento que el Médico nos ha recetado. La medicina será la Gracia, que penetrará en nosotros si abrimos el corazón a base de humildad. Es imprescindible dejar de creernos redentores y salvadores del mundo y la Iglesia.

La Buena Noticia es un tratamiento maravilloso: “negarnos a nosotros mismos, tomar la cruz y seguir a Cristo” es el tratamiento que el Médico nos ha recetado. La medicina será la Gracia, que penetrará en nosotros si abrimos el corazón a base de humildad. Es imprescindible dejar de creernos redentores y salvadores del mundo y la Iglesia.

Volviendo al símil del puzzle, que utilicé en el post anterior, tendríamos grupos de piezas que se reúnen por color, forma o tipo. A estas piezas les da miedo entrelazarse con piezas de otros colores, porque creen que perderían el carisma que Dios nos ha dado. Muchas piezas andan solas, porque no encuentran un grupo de colores similares a los suyos. Hay piezas que intentan homogenizar todo el rompecabezas y otras pregonan que la unidad ya existe sin que haya que unirse realmente…

Volviendo al símil del puzzle, que utilicé en el post anterior, tendríamos grupos de piezas que se reúnen por color, forma o tipo. A estas piezas les da miedo entrelazarse con piezas de otros colores, porque creen que perderían el carisma que Dios nos ha dado. Muchas piezas andan solas, porque no encuentran un grupo de colores similares a los suyos. Hay piezas que intentan homogenizar todo el rompecabezas y otras pregonan que la unidad ya existe sin que haya que unirse realmente…

¿Cómo amar a Dios sobre todas las cosas? Empezando por entender que Dios está por encima de todo lo que nos rodea y que contentarnos con cualquier sucedáneo, es perder la el camino que nos conduce hasta Él. La tentación de encerrarnos en nosotros mismos y olvidarnos de aquello que nos trasciende, es fuerte. Basta con escuchar un anuncio para darnos cuenta cómo el marketing nos ofrece continuamente sustitutos falsos que buscan acallar el ansia de ser que llevamos dentro de nosotros.

¿Cómo amar a Dios sobre todas las cosas? Empezando por entender que Dios está por encima de todo lo que nos rodea y que contentarnos con cualquier sucedáneo, es perder la el camino que nos conduce hasta Él. La tentación de encerrarnos en nosotros mismos y olvidarnos de aquello que nos trasciende, es fuerte. Basta con escuchar un anuncio para darnos cuenta cómo el marketing nos ofrece continuamente sustitutos falsos que buscan acallar el ansia de ser que llevamos dentro de nosotros.

Pinterest
Buscar