Juan Antonio
Más ideas de Juan
.LAS REGLAS DE OLAFO

OTendríamos que dejar de echarle la culpa a la gota que rebalsó el vaso, y hacernos cargo de la comodidad con la que nos sentamos a esperar que se llene. Esto me hace recordar cuanto puedo llegar a odiar

20170107-cuando-te-inunde-una-enorme-alegria-no-prometas-nada-a-nadie-cuando-te-domine-un-gran-enojo-no-contestes-ningun-mensaje-candidman-watermark-pinterest

Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine un gran enojo, no contestes ningún mensaje

20170107-cuando-te-inunde-una-enorme-alegria-no-prometas-nada-a-nadie-cuando-te-domine-un-gran-enojo-no-contestes-ningun-mensaje-candidman-watermark-pinterest

Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine un gran enojo, no contestes ningún mensaje

La mayoría de los enojos se basan en suposiciones, antes de explotar analiza las verdaderas razones - César Lozano

No te rebajes en discusiones con quienes buscan desestabilizarte. Recuerda, quien más critica y discute sin razón, más carencias tiene. – César Lozano