More ideas from graciela
Las personas fuertes sonríen con el corazón roto lloran a puertas cerradas y pelean batallas de las que nunca nadie se entera

Las personas fuertes sonríen con el corazón roto lloran a puertas cerradas y pelean batallas de las que nunca nadie se entera