Salmo 51

Explorar temas relacionados

Salmos 51:10 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí.♔

Es propio de aquellos con mentes estrechas, embestir con todo aquello que no les cabe en la cabeza - Antonio Machado.

Salmo 51:10 crea en mí un corazón limpio oh Dios por Makewells

Psalm 51:10 Create in Me a Clean Heart O God - Art Print

Sublime Gracia 8 x 10 lámina de arte de la mano con por Makewells

El corazón parece ser el símbolo receptáculo de lo que es más esencial en cada ser: en él está encerrada nuestra herencia que viene de Adam, transmitida de padres a hijos, el Dios escondido en el hombre, el recuerdo de la Unidad Primordial, la raíz de la que brotará la regeneración del hombre. A causa de la caída original, este corazón se ha vuelto de piedra. El corazón del hombre es como una piedra que sella la entrada del tesoro de Dios; por eso anhelemos el corazon de Dios

Sweet and Spicy Bacon Wrapped Chicken Tenders

Amor inagotable, gracia escandalosa e infinita misericordia nos rodean hoy gracias al glorioso intercambio dado en la cruz de Jesús. ¡Debemos vivir eternamente agradecidos!

Salmos 51:10 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto…

Hazlo en mi Señor! Filipenses estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;

La Biblia nos dice que todos necesitamos el perdón de Dios. Todos hemos cometido pecado. Eclesiastés 7:20 declara, “Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque.” 1 Juan 1:8 dice, “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.” Todo pecado es a la larga un acto de rebelión en contra de Dios (Salmos 51:4). Como resultado, necesitamos desesperadamente el perdón de Dios.

La Biblia nos dice que todos necesitamos el perdón de Dios. Todos hemos cometido…

salmo 51,10

8 de diciembre: LA HORA DE GRACIA a las 12hs del mediodía

Dios mío, no me dejes tener malos pensamientos; cambia todo mi ser. No me apartes de ti; ¡no me quites tu santo espíritu! Dame tu ayuda y tu apoyo; enséñame a ser obediente, y así volveré a ser feliz.

Pinterest
Buscar