Salmos 103:13-14 Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehová de los que le temen. Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo.♔

Salmos 103:13-14 Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehová de los que le temen. Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo.♔

Salmos 103:3-5 El es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias; El que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias; El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el águila. ♔

Salmos 103:3-5 El es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias; El que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias; El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el águila. ♔

Salmos 119:90-92 De generación en generación es tu fidelidad; Tú afirmaste la tierra, y subsiste. Por tu ordenación subsisten todas las cosas hasta hoy, Pues todas ellas te sirven. Si tu ley no hubiese sido mi delicia, Ya en mi aflicción hubiera perecido.♔

Salmos 119:90-92 De generación en generación es tu fidelidad; Tú afirmaste la tierra, y subsiste. Por tu ordenación subsisten todas las cosas hasta hoy, Pues todas ellas te sirven. Si tu ley no hubiese sido mi delicia, Ya en mi aflicción hubiera perecido.♔

Alimentarme de la Palabra de Dios es esencial, trae bendiciones a mi vida que nunca antes imaginé.   ¡Qué dulces son a mi paladar tus palabras! Son más dulces que la miel. —Salmos 119:103

Alimentarme de la Palabra de Dios es esencial, trae bendiciones a mi vida que nunca antes imaginé. ¡Qué dulces son a mi paladar tus palabras! Son más dulces que la miel. —Salmos 119:103

Pinterest
Buscar