El 2 de agosto dejé el coche en el garaje. Estaba desierto. Al llegar al portal, abrí la puerta y maldije una nueva avería en el ascensor, tan bonito y antiguo como poco práctico. Vivo en un sexto piso de un edificio de siete plantas, así que emprendí la escalada resignado. En el tercero, di una patada a algo, encendí la luz del rellano y vi un enorme manojo de llaves. Carlos del Amor: El año sin verano (Espasa)

El 2 de agosto dejé el coche en el garaje. Estaba desierto. Al llegar al portal, abrí la puerta y maldije una nueva avería en el ascensor, tan bonito y antiguo como poco práctico. Vivo en un sexto piso de un edificio de siete plantas, así que emprendí la escalada resignado. En el tercero, di una patada a algo, encendí la luz del rellano y vi un enorme manojo de llaves. Carlos del Amor: El año sin verano (Espasa)

El final de un matrimonio narrado a través de la muerte del hijo, el relato de una posible infancia de Jesús y el viaje a una isla de una mujer que ha de tomar una decisión trascendental son tres fragmentos de una misma historia que apunta directamente al corazón: la del hecho tan maravilloso como enigmático de que siempre, de un modo u otro, la vida se abre camino.

El final de un matrimonio narrado a través de la muerte del hijo, el relato de una posible infancia de Jesús y el viaje a una isla de una mujer que ha de tomar una decisión trascendental son tres fragmentos de una misma historia que apunta directamente al corazón: la del hecho tan maravilloso como enigmático de que siempre, de un modo u otro, la vida se abre camino.

¡Stalin! ¡El gran Stalin! Es probable que tuviera una voluntad de hierro, pero era más débil de carácter que cualquiera. Un esclavo del tiempo y de las circustancias, resignado y humilde servidor del día de hoy que abre de par en par la puerta a los nuevos tiempos. Sí, y los que no se postraron ante los nuevos tiempos acabaron en la basura (Vasili Grossman)

¡Stalin! ¡El gran Stalin! Es probable que tuviera una voluntad de hierro, pero era más débil de carácter que cualquiera. Un esclavo del tiempo y de las circustancias, resignado y humilde servidor del día de hoy que abre de par en par la puerta a los nuevos tiempos. Sí, y los que no se postraron ante los nuevos tiempos acabaron en la basura (Vasili Grossman)

Cuando Callie creía haberse resignado al papel de «florero» en la sociedad,lamour, con acento francés, llama de nuevo a su puerta. "El profesor de francés" ¡Descárgalo sólo hoy a mita de precio! #TagusToday

Cuando Callie creía haberse resignado al papel de «florero» en la sociedad,lamour, con acento francés, llama de nuevo a su puerta. "El profesor de francés" ¡Descárgalo sólo hoy a mita de precio! #TagusToday

A mí—¿A dónde, joven?—A la Escandón ¿Tarifa habitual?—Después de las 10 de la noche siempre se cobra tarifa nocturna, joven.El tipo abordó sin chistar, resignado, un tanto agradecido, supongo. No tenía opción. O se trepaba conmigo o deambulaba por las calles como ánima sin sosiego. ¡Y con el frío de aquella oscuridad! Preferible aventurarse en …

Argumento para una historia de cucarachas

A mí—¿A dónde, joven?—A la Escandón ¿Tarifa habitual?—Después de las 10 de la noche siempre se cobra tarifa nocturna, joven.El tipo abordó sin chistar, resignado, un tanto agradecido, supongo. No tenía opción. O se trepaba conmigo o deambulaba por las calles como ánima sin sosiego. ¡Y con el frío de aquella oscuridad! Preferible aventurarse en …

Te has resignado cuando alguien ha pedido una ronda de “Radio Televisión de Galicia”: | 19 pequeños problemas que solo te sonarán si has vivido en Galicia

19 pequeños problemas que solo te sonarán si has vivido en Galicia

Te has resignado cuando alguien ha pedido una ronda de “Radio Televisión de Galicia”: | 19 pequeños problemas que solo te sonarán si has vivido en Galicia

Cómo hacer una boleadora. Has estado vagando por el desierto durante tres días. A estas alturas ya casi te has resignado al hecho de que estás muy, muy perdido. Por suerte, has podido obtener agua dulce, y has sido capaz de construir un refugio improvisado que te mantiene caliente lo suficiente durante la noche. Pero tu vientre retumbante te recuerda que en una situación ...

Cómo hacer una boleadora

Cómo hacer una boleadora. Has estado vagando por el desierto durante tres días. A estas alturas ya casi te has resignado al hecho de que estás muy, muy perdido. Por suerte, has podido obtener agua dulce, y has sido capaz de construir un refugio improvisado que te mantiene caliente lo suficiente durante la noche. Pero tu vientre retumbante te recuerda que en una situación ...

A mí—¿A dónde, joven?—A la Escandón ¿Tarifa habitual?—Después de las 10 de la noche siempre se cobra tarifa nocturna, joven.El tipo abordó sin chistar, resignado, un tanto agradecido, supongo. No tenía opción. O se trepaba conmigo o deambulaba por las calles como ánima sin sosiego. ¡Y con el frío de aquella oscuridad! Preferible aventurarse en …

Argumento para una historia de cucarachas

A mí—¿A dónde, joven?—A la Escandón ¿Tarifa habitual?—Después de las 10 de la noche siempre se cobra tarifa nocturna, joven.El tipo abordó sin chistar, resignado, un tanto agradecido, supongo. No tenía opción. O se trepaba conmigo o deambulaba por las calles como ánima sin sosiego. ¡Y con el frío de aquella oscuridad! Preferible aventurarse en …

Presente Consciente: RESIGNADO vs PACIENTE

Presente Consciente: RESIGNADO vs PACIENTE

---Botitasenasia--- Blog de viajero: Penang... otro esqueje  Al asomar el hocico por la puerta solo percibo unos potentes ronquidos que surgen de un lateral oscuro, justo al fondo de la barra de recepción. “Check-in 14:00” luce un cartel sobre la barra. “Joder, a ver cómo me lo monto para echar unas horas. Hasta las dos sin habitación” pienso resignado mientras ojeo los rincones que puedan hacerme de cama. Chequeo el reloj, las 5:30, y resoplo mi desdicha.

---Botitasenasia--- Blog de viajero: Penang... otro esqueje Al asomar el hocico por la puerta solo percibo unos potentes ronquidos que surgen de un lateral oscuro, justo al fondo de la barra de recepción. “Check-in 14:00” luce un cartel sobre la barra. “Joder, a ver cómo me lo monto para echar unas horas. Hasta las dos sin habitación” pienso resignado mientras ojeo los rincones que puedan hacerme de cama. Chequeo el reloj, las 5:30, y resoplo mi desdicha.

Pinterest
Buscar