Ever Painceira
Más ideas de Ever
Diego Barrueco | Tumblr

-Nadie te quiere, sos una más- digo firme y seco. Una lagrima recorre su mejilla provocando que una sonrisa malvada aparezca en mis labios. -¡SOS UN MALDITO!- me grita, comienzo a reír. Miro hacia otro lado confundido y abro los