Emiliana
Más ideas de Emiliana
arte

La lámpara del cuerpo es el ojo. Por eso, si tu ojo es sencillo, todo cuerpo estará brillante; pero si tu ojo es inicuo, todo tu cuerpo estará oscuro. Si en realidad la luz que hay en ti es oscuridad, ¡cuán grande es esa oscuridad!