Carolina
Más ideas de Carolina
Si te vas a enamorar de ella. No te enamores de cómo se ve el sábado por la noche. No te enamores por la manera en que se viste aunque se tarde horas, o de la risa que finge frente a ti. No te enamores de su cabello recién hecho, ni de su cuerpo, ni de la forma en la que mueve sus caderas al caminar. Enamórate de su impaciencia, de sus celos y de las veces que quiere estar sola…

Si te vas a enamorar de ella. No te enamores de cómo se ve el sábado por la noche. No te enamores por la manera en que se viste aunque se tarde horas, o de la risa que finge frente a ti. No te enamores de su cabello recién hecho, ni de su cuerpo, ni de la forma en la que mueve sus caderas al caminar. Enamórate de su impaciencia, de sus celos y de las veces que quiere estar sola…

Te amaré sin te quieros, porque sé cuánto te asustan. Así que de mis labios nunca los dejaré escapar. Se acumularán en la punta de mi lengua cada vez que te mire, cada vez que te piense o cada vez que te extrañe. Y cuando tenga la boca llena de quererte, te los daré de contrabando en un beso, o dos, o doscientos; hasta que me quede sin aliento, hasta que todos mis te quieros se posen en tus pestañas, y te enjuaguen los ojos con amor y mi mirada. Mind of Brando

Te amaré sin te quieros, porque sé cuánto te asustan. Así que de mis labios nunca los dejaré escapar. Se acumularán en la punta de mi lengua cada vez que te mire, cada vez que te piense o cada vez que te extrañe. Y cuando tenga la boca llena de quererte, te los daré de contrabando en un beso, o dos, o doscientos; hasta que me quede sin aliento, hasta que todos mis te quieros se posen en tus pestañas, y te enjuaguen los ojos con amor y mi mirada. Mind of Brando

1 Pedro 4:12-13 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. ♔

1 Pedro 4:12-13 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. ♔