Brenda Zimmermann

Brenda Zimmermann

Brenda Zimmermann
Más ideas de Brenda

Sara recorría a buen ritmo los metros que, desde donde aparcó el coche, la separaban de la dirección que Mark le había proporcionado. A pesar del paraguas los bajos de sus pantalones empezaban a empaparse. Maldita lluvia.