Natalia Bazán
Más ideas de Natalia
Esperanza, Fe, Valentia

Esperanza, Fe, Valentia

Bible│Biblia - #Bible - #Dios

Bible│Biblia - #Bible - #Dios

Amor amarillo - Cerati There is something in the air an infinite detail and love that lasts forever.

Amor amarillo - Cerati There is something in the air an infinite detail and love that lasts forever.

Bible│Biblia - #Bible - #Dios

Bible│Biblia - #Bible - #Dios

Romanos 8:37- 39 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Romanos 8:37- 39 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Recuerda que El temor del Señor es la base de la sabiduría.

Recuerda que El temor del Señor es la base de la sabiduría.

Nuestro Dios es más grande que los temores que podamos tener. —Pin it «Lo hice así para que ustedes no confiaran en la sabiduría humana sino en el poder de Dios». —1 Corintios 2:5

Nuestro Dios es más grande que los temores que podamos tener. —Pin it «Lo hice así para que ustedes no confiaran en la sabiduría humana sino en el poder de Dios». —1 Corintios 2:5

Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.

Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.

No es lo mismo... Creer en Dios que confiar en Dios

No es lo mismo... Creer en Dios que confiar en Dios

No te ahogues

No te ahogues