Delfina Albornoz

Delfina Albornoz

Delfina Albornoz
Más ideas de Delfina
Mami, ¿Te ayudo?: Me inspira para mis fiestas de San Valentín: pon un puesto de besos

Mami, ¿Te ayudo?: Me inspira para mis fiestas de San Valentín: pon un puesto de besos

Dijes inspirados en comida para compartir con tu mejor amiga

Dijes inspirados en comida para compartir con tu mejor amiga

Manualidades originales para regalar y sorprender [Parte 4]

Manualidades originales para regalar y sorprender [Parte 4]

letras para decorar con lana

letras para decorar con lana

DIY- Regalos para tu novio y BFF

DIY- Regalos para tu novio y BFF

El vestidor de Vanessa: Decoraciones fáciles e ideas originales para envolver tus regalos en NAVIDAD

El vestidor de Vanessa: Decoraciones fáciles e ideas originales para envolver tus regalos en NAVIDAD

Ideas perfectas para despedir a un amigo o amor que se va por un tiempo. Son fáciles y re lindas, ¡tienes que intentarlas! Este video surgió porque muy pronto mi hermana se va a vivir a Canadá. Aunque es por poco tiempo es la primera vez que se va a vivir sola, ¡la voy a …

Ideas perfectas para despedir a un amigo o amor que se va por un tiempo. Son fáciles y re lindas, ¡tienes que intentarlas! Este video surgió porque muy pronto mi hermana se va a vivir a Canadá. Aunque es por poco tiempo es la primera vez que se va a vivir sola, ¡la voy a …

más y más manualidades: Cómo hacer un ramo de dulces

más y más manualidades: Cómo hacer un ramo de dulces

Sé que aún eres muy pequeña para poder leer por ti misma todo esto; pero el día que puedas hacerlo, y cuando llegues a esta parte de mi carta, te voy a pedir algo... ¿Te acuerdas del duende que vivía en un parque y guardaba sueños de colores en un frasco? ¿Sí?... Ahora cierra tus ojos e imagina lo siguiente:    Un buen día, ese duendecito que vivía en un parque, estaba muy, muy aburrido y vació su frasco de sueños para irse por ahí a recolectar otra cosa. Caminó por las calles y se subía…

Sé que aún eres muy pequeña para poder leer por ti misma todo esto; pero el día que puedas hacerlo, y cuando llegues a esta parte de mi carta, te voy a pedir algo... ¿Te acuerdas del duende que vivía en un parque y guardaba sueños de colores en un frasco? ¿Sí?... Ahora cierra tus ojos e imagina lo siguiente: Un buen día, ese duendecito que vivía en un parque, estaba muy, muy aburrido y vació su frasco de sueños para irse por ahí a recolectar otra cosa. Caminó por las calles y se subía…

Regalo para ella

Regalo para ella