agustina micaela

agustina micaela

agustina micaela
Más ideas de agustina
lokão

Sabes cuál fue el problema siempre? Tus ojos no sabían mentir. Así como tus ojos sonreían, cuando estabas triste, en el fondo, en lo profundo de tu globo ocular se notaba ese dejo de tristeza que t…