Adriana Duque
Más ideas de Adriana
Encienda un incienso de sándalo y otra esencia de su preferencia; mientras va haciendo una limpieza de habitaciones, paredes y pisos con el humo del incienso. Cuando termine, cierre bien las ventanas y deje que toda la casa quede totalmente aromatizada. Este ritual debe hacerse una vez que la casa esté totalmente limpia. Para estos fines puede utilizar también aromas de canela, vainilla, menta o té que dan una sensación de frescura y dulzura a la vez.

Encienda un incienso de sándalo y otra esencia de su preferencia; mientras va haciendo una limpieza de habitaciones, paredes y pisos con el humo del incienso. Cuando termine, cierre bien las ventanas y deje que toda la casa quede totalmente aromatizada. Este ritual debe hacerse una vez que la casa esté totalmente limpia. Para estos fines puede utilizar también aromas de canela, vainilla, menta o té que dan una sensación de frescura y dulzura a la vez.