Nilda Taboada
Más ideas de Nilda
niños

Siiii!!! La comparación roba la felicidad, el amor genuino y previene la aceptación